23.3.08

Una duende en Tenteniguada


Iba por un camino entre la bruma de un domingo y apareció una duende que indicó la nueva ruta para la próxima semana o la otra, Los Marteles-Tenteniguada, una ruta sencilla entre bellas flores y peñones salidos de un sueño. Luna me dijo que había que dar 10 pasos alante y los mismos hacia atrás. A veces los niños nos abren los ojos con las cosas más sencillas para saber donde estamos.

2 comentarios:

emejota dijo...

Si... el camino que se ve en esta foto tiene magia, la meteorologia tambien... tus fotos son mágicas... y esa niña/duende (buena idea taparle la cara) pareceria una aparición.
En fín, que sigues con tu talento a tope, captando el momento que tambien es mágico, hasta me ha parecido sentir el fresquillo entre la ropa...

Ah... Felicitaciones por tu blog y tus fotos de parte de Begoña, que no sé por qué no podía entrar en los comentarios...

En fín... Saludos y adelante.

José Coyote dijo...

Gracias Begoña y Emejota, lo de los comentarios es un misterio en blogger, los tengo abiertos a todo el mundo y ya me han dicho que no han podido escribir varias personas. El fresquito estaba agradable, y el misterio del lugar tiene su cosa. Hay como 4 peñones o roques como este en la zona que dan aliento a duendes y conversaciones fuera del tiempo. Eso sí, dando pata. Nos vemos salu2