18.8.08

Casa de César, en el Valle de Agaete







Una tarde en casa de César, bajo la majestuosidad de los riscos de Tamadaba, una casa con pirámides, con palabras, con una energía especial, donde el tiempo se detiene para dejarse contemplar. Gracias César.

4 comentarios:

Luz Marina dijo...

Tamadaba.., donde las nubes descansan....
El Valle tiene un encanto especial. Preciosas imágenes.

Jose Coyote dijo...

César me contaba que Antonio Padrón sacó en azul de sus cuadros de ese lugar donde descansan las nubes, ese azul que queda cuando el Sol va a dormir al horizonte sobre los riscos de Tamadaba.

Anónimo dijo...

En lo alto
las amantes nubes blancas
abrazan las azules montañas.
A sus faldas,
en Albanta,
atamos palabras
para conjurar la vida.
Un abrazo Jose

Jose Coyote dijo...

Gracias César, una alegría verte por aquí con tu palabra clara. La magia que envuelve tu casa está llena de colores y sonidos. El viernes pasado salimos de Faneroque muy tarde, pensamos en hacerte una visita, otra vez será. Un abrazo