13.4.09

La burbuja de Alberto

El rutero más joven recientemente incorporado a la búsqueda de barrancos, ranas, piedras, limos, arenas de colores, burbujas... tiene más agilidad y valor que much@s de nosotr@s. Igual te encuentra un camino que aparece detrás de una piedra saltando. Estábamos absortos rifando un despiste cuando de pronto aparece y me dice: mira, allí hay una burbuja!, y quien escribe que le cuesta poco fue veloz al encuentro. Allí estaba ella, con su oxígeno y de capa una manta de limo. Como somos muy respetusos, la dejamos intacta. Sólo nos llevamos un poco de su luz con un 50 y diafragma abierto para desenfocar.

La vida es más sencilla de lo que parece.

3 comentarios:

EsTelaMarinera dijo...

Da gusto recorrer barrancos con un senderista tan intrépido.
Me contagió su entusiasmo y efectivamente, admirable su destreza para subir y bajar laderas.
La burbuja quedó preciosa.

Ana dijo...

La burbuja está lindísima, no hay nada como un maestro que sabe adiestrar a un lazarillo para que le guie en sus búsquedas... ya él sabe lo que le gusta captar a tu objetivo.

Jose Coyote dijo...

Y se conoce los objetivos de maravilla antes de sacarlo ya sabía cual poner para cada situación