26.5.09

La gruta





Nos acercamos a la sombra. Silencio. Los ojos se abrían calculando diafragma al paso del sonido del agua. No se ve la caída. Avanzamos. Sonrisas de felicidad. Silencio. Relax. Parece que va a salir un duende en cualquier momento. Una gruta peinada por sombras y maquillada por la hojarasca. Cae el agua. Ahí está, sencilla, humilde, coqueta. La roca suda. Caidero dulce.

8 comentarios:

Neli dijo...

Precioso !!! sigue sorprendiendome siempre ese lugar con esas luces tan especiales que tiene. De cuento de gnomos jeje
Besos

nieves dijo...

HELLO!!!IMPRESIONANTES IMAGENES Y COLORIDO!!!una vez más reciba usted mi enhorabuena...parece una fábula llena de encanto.preciosa,me quedo absorta mirandolas.SERENA BELLEZA,ARMONIA TOTAL,CUENTO DE HADA Y HERMOSO FINAL...BESOS MIL M.N.

Edu dijo...

Felicítaciones¡una descripción del paseo fantástica y tan real;incluyendo al duende.

Clara dijo...

Dichosos los ojos de aquellos que pudieron contemplar tan explendida belleza,lo veo y me parece mentira que exista este lugar tan hermosa y tan cerca. te admiro Jose por conocer tan bien nuestra Tierra. Gracias por enseñarnos lo maravillosa que es nuestra Isla .Un beso Clara

Jose Coyote dijo...

A menos de 20 minutos de mi casa está este barranco, precioso... Gracias Clara, bsos

Jose Coyote dijo...

Gracias Edu, Nieves y Neli, bsos y abrazos

meloki dijo...

Una maravilla.

Saludos
Meloki

Jose Coyote dijo...

Gracias Meloki, salu2