15.7.09

La estrategia del perenquén


Andaba por casa cambiando cosas de lugar cuando de pronto asomó la cabeza un perenquén de los que cuidan la casa, una familia bien avenida y educada que convive con arañas, escarabajos, papamoscas y hormigas, insectos que me permiten leer la lluvia y mantener a raya a mosquitos y cucarachas. Los pájaros ya están otra vez haciendo familia en el patio y van tomando confianza para entrar y salir de casa sin pedir permiso y sin jaulas a por su comida.

Mientras negociaba con el perenquén un posado para fotografía en la pared pensé: ¿qué haría Bear Grylls, esa mezcla de mister Bean y Rambo que predica sobre supervivencia en un reality de Discovery Channel emitido también en Cuatro en tremenda selva casera?. Quizás mataría al perenquén por aquello de que se mete entre las piernas de las niñas nuevas, prendería fuego de superficie para evitar que las arañas , papamoscas y escarabajos tuvieran manera de impedirle el sueño junto al equipo de producción buscando agua por el baño entre las tuberías a lo Macgyver y cazaría a los pájaros con la navajita de las SAS británicas calculando la parábola del vuelo mientras que la ayudante de producción encarga comida a domicilio tras la cámara.

Para los que hemos hecho supervivencia por motivos que no vienen al caso esta serie es peligrosa por la desinformación y mentiras que cuenta. Es un vulgar reality show en busca de audiencia donde se duerme en hoteles y la selva está a unos metros de la cama, o el desierto al borde de la carretera.
Tras la cámara hay un equipo de gente que maquilla de barro al actor, lo medio afeita, acicala y le da de comer. Obviamente impresiona comerse un escorpión, tanto como en aquellos programas de tv de los viernes donde por comerte un bicho de esos te daban una plata buena.


La primera vez que lo vi dije, ahí estuvimos de rodaje, eso me suena a Salina Grande, en la puna jujeña en el altiplano (la cordillera de los Andes una vez convives con ella se queda grabada en la memoria, más si te pierdes por sus carreteras), me pregunté ¿qué hace ese tío ahí diciendo que no hay nada si detrás de plano hay carretera de Abrapampa a San Antonio de los Cobres?. La respuesta la tuve al ver unos cuantos cachos de capítulos más que no tienen desperdicio si quieres morir a lo Lost sin isla o a lo Kenny South Park sin el gordo para que lo narre:
-Beberte lo que orinas cuando estás camino de la deshidratación.
-Matar a una serpiente puesta exprofeso en medio del camino al solito del medio día para que el niño la matara con un palo con la técnica de Alí Baba.
-Meter la cara en un avispero y comprobar que eres alérgico a las abejas.
-Cruzar un lago cerca de cero grados con ese modelo de calzoncillos tan mono que se repite cada vez que le da calentón por quitarse la ropa al muchacho y meterse en el agua.
Y suma y sigue...

Obviamente esto es televisión, y como dice la advertencia aparecida por Discovery al tiempo de comenzar esta parodia: "esto es una dramatización", o sea teatro con actor para televisión en escenarios naturales adecuados a cámara. Lo que me parece incongruente es que se autodenomine "guía sobre técnicas de supervivencia en situaciones extremas" y después diga el cartelito, "consulte a un guía profesional" si va a estos lugares. Me recuerda a las bondades de la publicidad de los laboratorios de farmacia por televisión, desde las almorranas para el verano hasta los antigripales para el invierno, en azulito de fondo igual.

Supongo que alguna cosa buena tendrá el serial, no la he visto, puesto que lo engancho un ratito suelto y lo quito por abollamiento neuronal, debe ser en ese tiempo cuando sale la parte interesante. Por internet he seguido algunas andanzas en excelentes blogs como Naturaleza y Medio Ambiente, o buscando en youtube "Grylls is a phony", o el farsante del Último Superviviente, Ultimate Survival o Man vs. Wild.

Para terminar, comentar que ya hay voces que hablan en contra del programita, el director del proyecto Gran Simio, Pedro Pozas, ha pedido a Cuatro que quite la emisión del serial por considerarlo "un programa engañoso, antiecológico, no educativo y contraproducente".

Añado que Discovery me parece un buen canal temático, obviamente dirigido por humanos que tienen derecho a equivocarse a ojos ajenos a la explotación audiovisual de la audiencia por la audiencia, y que la productora pensó encontrar un filón en estos tiempos de crisis donde, quien sabe, quizás necesitemos ver por la tele a neohéroes supervivientes que lo pasan como nosotros con las hipotecas y la falta de trabajo, pero sin supermercado, ofertas de 3 por 2 y agua corriente.

8 comentarios:

EsTelaMarinera dijo...

Hay que ver como te ha inspirado el perenquén.
Cierto es que en los realitys ya no se sabe que es verdad o que es mentira.
Si hasta dicen que el programa de las tribus es una quedada y que en realidad gozan de más comodidades que las que se reflejan.
Aunque no me extraña, la tele es la fabrica de fantasias.

Ana dijo...

Que guapo! Si que dió de sí el bicho.

Nely dijo...

JAJAJAJA Cuanto me he reido con lo que te dio a pensar el perenquén. La verdad que la tv ya a mi no me inspira ni a encenderla con la cantidad de mentiras, cosas morbosas y engaños con que llenan las cabeza y neuronas de los menos adictos a la realidad . Tiene que haber de todo supongo.
Animate el sabado Jose si quieres ! Besotes

Jose Coyote dijo...

Como decía Aviador Dro en los 80, la televisión es nutritiva... Gracias. Bsos.
lo del sábado está difícil, a lo más que llego es a un saltito a la playa de tarde, mucho jubileo de trabajo

Anónimo dijo...

La verdad que tienes mucha verdad en todo.Casi todo de la tele es un encantador de serpiente.Si la miras mucho tiempo te engorda jeje. besos maribel

Samuel dijo...

Yo siempre que veo un perenquén suelo escuchar de fondo, trae el cepillo o unas chanclas, no se cual seria el destino del perenquén.
Saludo ;)

Nely dijo...

Ok Jose animate por la tarde y te unes a nosotros un ratito asi te vemos que ya te echamos de menos .Bsos

Jose Coyote dijo...

Gracias Maribel, bsos, Samuel, que es endémica aunque no esté en pleigro de extinción, déjalos vivir. Nely, pues al final nos vimos de lija y demás. Bsos